La Paz, vida a 4000 metros de altura.
* 10° año con vosotros *
PLATAFORMA Y DOMINIO EN VENTA
Evaluamos ofertas para este dominio www.amigosenvacaciones.com con toda la plataforma CMS en ASP y todo su contenido, su caso con rediseño gráfico por TABLET y MÓVIL. El tráfico actual es de 75 mil páginas al mes. Contactar

Estas en: Home Diarios de Viajes y Consejos Vacaciones Diarios de Viajes y Consejos Vacaciones Itinerarios Itinerarios Bolivia: La Paz, vida a 4000 metros de altura. Bolivia: La Paz, vida a 4000 metros de altura.

La Paz, vida a 4000 metros de altura. (14 noviembre 2007)
Usted también podría estar interesado en Ciudad - Bolivia - Andes - La Paz

La Paz, vida a 4000 metros de altura. La Paz es la ciudad más peculiar de sudamérica: los contrastes aquí no son los del lujo y la miseria, lo que verdaderamente llama la atención de este lugar es el peso cultural del indio que antepone la conversación a la prisa, el caminar al vehículo, lo negociable a...


1 Comentarios - Votos : 1

Media :   Comentarios

Leer Feedback...

¿Fue útil (lo gustó) esta contribución? Vota

El bullicio de La Paz denota la viveza de una ciudad donde todo el mundo se busca la vida en una incesante actividad. En los mercados de brujería se venden fetos de llamas desecados, pócimas de amor u hojas de coca en contraste con la ciudad de Manu Chau, de trotamundos y cooperantes. Una ciudad multicultural repleta de bares de jazz, cafés de tertulianos y multitud de mercados. Aterrizar tan cerca del cielo es un espectáculo pocas veces igualable, la ciudad se ofrece ante nuestros pies como una maqueta, tratando de subir por los montes que la circundan entre magestuosos picos nevados.

Cuando se roza el cielo uno se estremece y como los humanos no somos alados, pues se paga y aparece el soroche o mal de altura pero, no hay que preocuparse porque puede que se tenga dolor de cabeza o algún mareo que se pasará si uno se relaja y actua despacito, como lo hace la gente de estos lugares. El efecto de estar a unos cuatro mil metros de altura se nota en cosas tan curiosas como al encender los mecheros, que nunca consiguen darnos lumbre a la primera o al tratar de servirse una cerveza con poca espuma en el vaso, es imposible. El alcohol también hace de las suyas y se sube aquí sin previo aviso.

La primera impresión de la ciudad reafirma estar en el corazón de los Andes porque hay pocas ciudades en América tan indias como esta. La Paz camina al pulso de los Aymarás, pueblo anterior al imperio Inca que conserva tradiciones que hoy suponen un lujo como la indumentaria de las mujeres con sus amplias faldas sobre varias enaguas y los coloristas aguayos sobre sus espaldas para cargar a sus bebés. Tiene tres caras, ser el centro financiero y de poder de Bolivia, ser el núcleo indio más grande de América y que aquí los guiris no son turistas, son cooperantes. Todos ellos forman parte de su paisaje como lo integran también los voceadores de los autobuses, gritando en histérica competencia precios y destinos y los puestos callejeros.

La gracia de La Paz está en husmearla y caminar sin cesar. Su tamaño es amable y posee una inagotable vida de calle donde comer muy bien en sus inumerables puestecitos callejeros, comprar artesanía, tabaco o pasta de dientes a las indias, sin horarios y a bajos precios, deambular por sus callejones coloniales o tomarse algo en sus cafés o restaurantes. No hay paradas de autobuses, lo normal es desplazarse en "las movilidades", furgonetas que por medio dólar te acercan a diferentes barrios. Se toman al vuelo y a oído porque un joven se va encargando de vocear el itinerario que toma. Los taxis colectivos también funcionan. Para moverse por la ciudad hay que dominar un par de zonas.

La primera es el centro puro, los alrededores de la iglesia de San Francisco en cuyas proximidades se reúnen cuentacuentos, vendedores de todo tipo de remedios mágicos. Sigue descubriendo y saboreando las tradiciones de La Paz, conoce a los Aymarás y date un paseo por los mercadillos, cafés y museos de la capital boliviana Los mercados más interesantes de la Paz se encuentran cerca del centro. El artesanal de la calle Sagárnaga donde están todos los puestos y tiendas de telas, collares, figuritas, gorros de alpaca y demás artesanía. Es obligado acudir al mercado La Lanza y al de brujería en el pasaje Linares.

Darse una vuelta por las empinadas calles para disfrutar del jolgorio comercial, husmear entre los fetos de las llamas, las plantas medicinales, la hoja de coca y seguir subiendo por el mercado Lanza donde encontrareís comida, ropa y mucho más. Para llegar, como si se alcanzase una cumbre inaccesible, hasta el mercado negro. Este es el lugar de las máquinas de fotos baratas, los electrodomésticos y los ordenadores, preguntad por la zona de Garita, una de las zonas más populares donde se puede sentir todo el ambiente tradicional, la forma de vida de los Aymarás. La segunda es el paseo del Prado, eje que articula todo el centro de la ciudad de norte a sur.

Paseando por él encontramos el Obelisco y junto a él el café La Paz, centro de intelectuales, políticos y prohombres paceños. Tiene una decoración decó, mucho sabor y muy buenos cafés, sanwichwes o platos combinados a precios para el público que acude, para elegidos. Muy cerca, está el pasaje Núñez de Prado, donde encontrareis todo tipo de libros y las últimas novedades editadas en Bolivia, además, si preguntáis por el famoso escritor Antonio Paredes Candia, podréis encontrarlo ya que suele pasarse mucho por ahí, es todo un personaje que podrá informaros sobre muchas cosas del país. La plaza Murillo tiene historia, de hecho es la plaza más importante de la ciudad ya que alberga el Palacio Presidencial, el Palacio Legislativo y la Catedral.

También tiene una estatua de Villarroel, personaje que fue asesinado y colgado de una farola de esta plaza, como también lo fuera Murillo en 1810. Los fines de semana suelen montar guiñoles o historietas, está muy animada. Muy cerca se halla la calle Comercio, paseo peatonal donde se encuentra el museo Nacional de Arte, tiene mucho sabor porque tiene casas coloniales y mucha vida. La calle Jaén parece un rincón sacado del sur de España, donde se encuentran casas del siglo XVIII con l patios interiores y los mejores museos de La Paz. El museo de Murillo, museo de los metales preciosos, museo del litoral, museo costumbrista y el de instrumentos musicales. Sopocachi es un barrio afrancesado muy agradable que hace años constituía el barrio residencial de las castas superiores pero éstas se han trasladado al sur y ahora es sinónimo de embajadas, restaurantes y los mejores bares de la ciudad.

Es el lugar donde las colonias europeas que ha propiciado la cooperación disfruta de su ocio. Pasear por La Paz es degustar las salteñas, riquísimas empanadas que elaboran las indias cada noche o sus Humintas, es meterse en un cine y ver los estrenos que todavía no han llegado a Europa, es perderse en los tambos y mercados, es conversar con una Cholita o sentarte en el Prado para observar toda la vida de que esta ciudad está impregnada, todo el movimiento, el bullicio y la fuerza de estas personas que luchan cada día como si fuera el último moviendo pesadas mercancías, tratando de ganarse la vida a cada momento.

(Pubblicato il 14 noviembre 2007)


1 Comentarios - Votos : 1

Media :   Comentarios

Leer Feedback...

¿Fue útil (lo gustó) esta contribución? Vota

Lecturas Totales 697 volte - Volver

Esta contribucion se debe a un envio exterior a Amigosenvacaciones.com. Si estas seguro que esto viola las normas del Derecho de Autor sinoo de la Propriedad Intelectual avisanos de imediato usando el formato abajo de los Comentarios, agregando despues Abuso y motivacion. Gracias

IMPORTANTE. Las información contenidas in esta página ahora puede estar caducidas. AmigosenVacaciones no asume ninguna responsabilidad por cualquier problema, daños o molestias que posiblemente pudieran derivarse de la su utilización y SIEMPRE te recomendamos profundizar con guía completa Lonely Planet.

Guía Lonely Planet Bolivia Compre en línea su Guía Lonely Planet BoliviaGuia LP Bolivia

En cualquier caso, antes de reservar vuelos, alojamiento, paquetes y otros productos de viaje, verifique siempre información como pasaporte, visa, consejos, transporte y noticias de última hora con las autoridades competentes o los agente de viaje.

Enviar a un amigo!      Versión para imprimir  Versión para imprimir    Imprimir esta página Imprimir